Esperando el 2016...

7:42 Unknown 0 Comments

Queremos desearles unas muy felices fiestas e invitarlos a seguir compartiendo nuestros caminos de aprendizaje en el nuevo año que se inicia. 
Jessica y Fabiana.

0 comentarios:

Convocatoria Relato Transmedia

10:24 Unknown 0 Comments



Esta es una convocatoria para todos los estudiantes de la Modalidad Semipresencial de la Facultad de Ciencias de la Educación. Hace algunos años que desde la Coordinación Administrativa de la Modalidad y el Departamento de Educación a Distancia estamos investigando y capacitándonos en los nuevos modelos narrativos sostenidos por las múltiples plataformas que brindan las TIC. En ese contexto hemos emprendido la tarea de realizar un relato transmedia que los tenga a ustedes como protagonistas y que se materialice en diferentes piezas visuales. Es por eso que necesitamos la colaboración de todos ustedes. La tarea que les pedimos es la siguiente:
·         Tomar imágenes (fotos o filmación) de aquello que Uds. deseen mostrar desde el minuto cero en el cual se levantan para venir al Encuentro del Semipresencial de Octubre, hasta el momento en que regresan a sus casas.
·         Tomar registro horario del momento en el cual se toman las imágenes. Dicho registro puede quedar en la imagen o lo pueden adjuntar en una nota separada.

La idea es que quede registrada en imágenes un día en sus vidas, específicamente la rutina del día que Uds. encaran cada vez que se realiza un encuentro, con todas las diferencias de experiencias que eso implica. Les pedimos que una vez que tengan las imágenes, nos las hagan llegar al mail: eadface@gmail.com .
De más está decir que al ser un proyecto público, el envío de sus registros implican el consentimiento para que las imágenes puedan ser exhibidas.

Desde ya les agradecemos sus valiosas colaboraciones. 

0 comentarios:

Feliz día Profesor del Siglo XXI

10:15 Unknown 0 Comments


       En Argentina hoy se celebra el Día del Profesor, una fecha para festejar, pero también para reflexionar sobre los nuevos roles que se espera que el docente cumpla en la sociedad actual. Leyendo y escuchando las felicitaciones que recibíamos por nuestro día, nos preguntamos ¿qué tipo de docente tienen en mente aquellos que nos felicitan? ¿qué idea tenemos del rol que jugamos en el sistema educativo? ¿qué roles nos demanda la sociedad en la actualidad? Algunas pistas para responder estas preguntas podemos encontrarlas en los debates que actualmente existen con respecto a la formación docente y su relación con las TIC. Apelando a la historia, si pensamos en el modelo de docente que se esperaba cumpliera un maestro o un profesor a fines del siglo XIX, tenemos que hablar de los ideales fijados por la vocación, el don y el sacerdocio que formaban parte del oficio de enseñar. Durante la década del ’70 el debate sobre el rol docente estará atravesado por la tensión entre la vocación y la profesión. En la actualidad uno de los debates más presente gira en torno a la inclusión de las TIC en el aula. En este sentido Gonzalez Gartland señala que el docente debe pensarse desarrollando su tarea “en el marco de un modelo educativo que permita y promueva su desarrollo profesional, que se caracterizan por mediar entre las tecnologías informáticas y los estudiantes, orientar y tutorear la investigación, facilitar el proceso de enseñanza y aprendizaje y diseñar situaciones y contextos propicios de aprendizajes con el objetivo de proponer el trabajo colaborativo y cooperativo tanto entre los estudiantes como con otros profesionales,” Este rol docente, propuesto como más autónomo y e inmerso en un desarrollo profesional permanente, es presentado además como elementos dinamizador de propuestas educativas que den cuenta de las dimensiones epistemológicas y pedagógicas en un contexto socio histórico donde las condiciones de producción, circulación y consumo del conocimiento han cambiado profundamente. El docente actual se enfrenta entonces a desafíos que tienen que ver por un lado con el crecimiento exponencial, en cantidad y diversidad, de flujos de conocimiento e información que van minando el lugar privilegiado de la escuela ocupaba como centro de producción y difusión del saber legitimado. Y por otro lado, tanto las instituciones educativas como los docentes deben asumir el rol de alfabetizadores en un sentido amplio, incorporando la formación en lenguajes digitales y audiovisuales, además de las capacidades necesarias para acceder, seleccionar y organizar grandes cantidades de información que circulan en los nuevos medios digitales. En definitiva, se espera que las instituciones educativas y sobre todo los docentes lideren propuestas de aprendizaje que posibiliten el desarrollo de los saberes necesarios para desenvolverse en la sociedad actual, operando como elementos de cambio en un contexto marcado por las profundas desigualdades económicas y de acceso a los medios simbólicos. Se espera entonces que el docente asuma y cumpla a la perfección un rol para el cual, en la mayoría de los casos, no hemos sido formados y sin considerar, además, que nosotros, como integrantes de esta sociedad, también estamos alcanzados por la llamada “brecha digital”. ¿Cómo responder a la presión de estas demandas y expectativas puestas sobre el rol docente? Consideramos que el primer paso consiste en repensar el oficio del docente en el marco de una transformación profunda del orden escolar que incorpore a las TIC como aliadas del aprendizaje y al servicio de proyectos y políticas comprometidas con la democracia y la igualdad social.  

0 comentarios:

Combatiendo el mito tecnológico

14:26 Unknown 0 Comments

"Closer than we think" Viñeta dibujada por Arthur Radebaugh en 1950 - 

      Debemos reconocer el importante desarrollo que la Tecnología Educativa ha tenido como campo de conocimiento, de investigación y de estudio de los temas educativos. Sobre todo en la actualidad, donde los saberes de este campo disciplinar resultan indispensable para quienes trabajamos y pensamos sobre educación. Pero también es necesario tener en cuenta que en muchos momentos de su desarrollo la Tecnología Educativa se encuentra atrapada por el mito tecnológico que ve en las tecnologías la solución a todos los problemas educativos. Bajo el influjo de este mito, la Tecnología Educativa se equivoca al intentar hallar la o las tecnologías que posibiliten de forma fácil, rápida y barata el aprendizaje. Una especie de panacea mágica que cuando se conjura, transforma automáticamente los pensamientos y los saberes de los estudiantes. Durante el siglo XX ésta fue la perspectiva predominante en las propuestas de incorporación de las diversas tecnologías de época. En la medida que aparecía un nuevo medio tecnológico, desde la Tecnología Educativa se le buscaba su aplicación en el aula, pero casi siempre desde el mito. Así fue como las escuelas se poblaron de aparatos de radio, de televisión o de video casseteras. El siglo XXI nos sorprende día a día con artefactos tecnológicos cada vez más sofisticados, pero también nos encuentra mucho más preparados para derribar el mito tecnológico. No en vano la Tecnología Educativa es un campo disciplinar, y si algo hemos aprendido a través de sus investigaciones, es que la tecnología por sí sola no genera aprendizaje significativo. Que la significancia del proceso de aprendizaje no está relacionada directa y automáticamente con la tecnología que utilicemos porque en última instancia ningún medio o material didáctico por sí solo es mejor o peor que otro, sino que debe formar parte de un modelo pedagógico específico. De allí que sea fundamental lo que planifique y haga el profesor, las actividades propuestas, la actividad propia de la enseñanza, la metodología didáctica o las formas en que se comunican e interactuan estudiantes y docentes. Edith Litwin decía que la Tecnología Educativa tiene que ver con las propuestas de enseñanza que incorporan todos los medios a su alcance, en los contextos que tienen significación, es decir, enmarcada socio-históricamente y en relación con los fines de la enseñanza. Una definición que claramente nos invita a luchar y derrotar al mito tecnológico que aún goza de muy buena salud. Para cerrar este post compartimos AQUI el link de un video que aborda precisamente estos temas (si no aparecen los subtítulos, deben activarlos). Esperamos sus comentarios.

0 comentarios:

De prácticas de lectura e hipertextos

20:52 Unknown 0 Comments



        En su libro “Leer y escribir con las nuevas tecnologías” Fernanda Cano se pregunta: “¿Cómo leemos y escribimos cuando nos manejamos en el mundo del papel? ¿Cómo leemos y escribimos cuando navegamos en Internet, cuando abrimos un archivo digital, cuando enviamos y recibimos correos electrónicos? ¿Qué implica ese modo de ir de un texto a otro, de una imagen a un texto a través de una serie de pantallas?” Sus investigaciones concluyen que las nuevas tecnologías no solo cambiaron el soporte (del libro de papel al libro digital) sino que el cambio fue más profundo al transformar las prácticas de lectura y escritura. Roger Chartier analiza estos cambios en clave de revolución: revolución de la técnica de producción y de reproducción de textos, revolución del soporte de lo escrito y revolución de las prácticas de lectura. La tecnología que impuso la razón digital ha convertido a la pantalla en su principal soporte de visualización, compitiendo directamente con el libro de formato papel, hasta aquí considerado hegemónico como vía y soporte del conocimiento. Es así como el paso de los medios lineales (analógicos) a los medios no lineales (digitales) cambia la producción y el acceso al contenido informacional, pero también la forma en que se expresan los contenidos, conformando nuevas escenas de lecturas que debemos reconstruir. 

Hipertextualidad

       A partir el siglo XXI la cultura digital impone su característica de ser multimodal, ya que se expresa, produce y distribuye a través de múltiples tipos de soportes, mediante tecnologías diferentes y utilizando distintos formatos y lenguajes representacionales. Según Walter Ong, “con las tecnologías digitales apareció también un nuevo tipo de tecnologización de la palabra: las computadoras hicieron emerger un texto en cuya estructura se incluyen vínculos con otros textos relacionados”1 El hipertexto es un discurso cuya estructura se desglosa a partir de palabras o frases que, presentes en un texto dado, se vinculas a otros textos o segmentos del mismo texto. El formato digital es el reino del hipertexto ya que permite maximiza la posibilidad de relacionar textos a través de los vínculos o enlaces, interrumpiendo la tradicional lectura lineal hegemónica de la cultura del libro de papel. En la hipertextualidad el lector no tiene la obligación de seguir la linealidad propuesta por el autor, convirtiéndose en un lector activo y partícipe de la estructura del discurso, ya que al elegir utilizar o no los enlaces, va armando su propia secuencia de lectura. Se favorece entonces un tipo de práctica de lectura de tipo extensivo, que transforma la acción de leer en la de leer / navegar a través de los enlaces. Es un nuevo modo de interactividad texto – lector, ya que el protocolo de los servicios de internet demanda la intervención activa del usuario: para apropiarse de los hipertextos, el lector interviene como internauta conectando los enlaces que se le ofrecen. Este tipo de lectura a través de las pantallas es fragmentario y no integral, prefiriendo textos breves y con inclusión de múltiples elementos multimediales; no requieren una lectura exhaustiva sino más bien selectiva. El lector / navegante encuentra formas de textualidad no secuencial en las que convergen bloques de contenidos (palabras, imágenes, sonidos) vinculados en trayectorias o recorridos que ofrecen una estructura abierta, inacabada y susceptible a la elección de los usuarios en función de sus intereses, necesidades y habilidades específicas.


¿Y en la escuela...?

       En general las prácticas de lectura que se impusieron con la hegemonía del libro impreso (asociada a la razón gráfica) y la correspondiente a la hipertextualidad (asociada a la razón digital) se presentan como antagónicas. Pero en la actualidad encontramos que estas prácticas de lectura y escritura conviven según los diferentes contextos y recursos involucrados. Pensando específicamente en la cultura escolar, vemos como la práctica de lectura y escritura del texto impreso se ve afectada y debe competir / convivir con otras prácticas, en especial con la lectura hipertextual. De allí que resulta urgente y necesario responder al interrogante planteado por Cano “¿qué de esos cambios en las formas de leer y escribir es conveniente que consideremos cuando pensamos cómo enseñar a leer y escribir hoy en la escuela?

0 comentarios:

Pensando en Innovación Educativa

6:37 Unknown 0 Comments



¿Qué es innovar en educación? Esta es una pregunta ineludible a la hora de reflexionar sobre la educación y las TIC, pero la tarea no es sencilla ya que las respuestas que encontremos son sumamente complejas. ¿Innovar o transformar? Numerosas investigaciones señalan la urgencia de pensar un sistema educativo diferente al que tenemos, donde la incorporación de las TIC al aula aparece como elementos fundamentales del cambio y de la innovación educativa. Partiendo del hecho de que en nuestras vidas cotidianas vivimos atravesados por el uso de TIC de diversa naturaleza, debemos reconocer que éstas ya entraron al aula de la mano de nuestros alumnos. Por lo tanto no solo es una buena idea incorporarlas a nuestra práctica docente, es una necesidad. En este sentido, parecería que lo más complejo es cómo lograrlo: precisamos recursos, capacitación, tiempo, práctica, etc. Pero un aspecto esencial es preguntarnos: ¿qué nuevas tecnologías vamos a incorporar? ¿quiénes decidirán y cómo serán elegidas? ¿Qué pensamos los docentes al respecto?  ¿Y los estudiantes? El tema está atravesado por múltiples intereses que no solo tiene que ver con lo educativo, hablamos de intereses económicos, sociales, políticos y culturales, etc. Por ejemplo, si tuviéramos que decidir entre software libre o pago, ¿qué elementos influirían en nuestra decisión?

Si pensamos que la brecha digital se refiere solo a la posibilidad de acceder a computadoras y a internet, entonces las propuestas de dotar de equipamiento y conexión a todas las escuelas estarían solucionando el problema, por lo menos en cuanto a educación se refiere. Pero el concepto de brecha digital también da cuenta de las competencias y/o habilidades que necesitamos para desarrollarnos plenamente en esta sociedad de la información. Entonces ¿basta con las computadoras? Es cierto que muchos de nosotros sufrimos la falta de estos recursos en nuestras instituciones educativas, pero también encontramos escuelas donde existen salas de informática cuyos recursos son utilizados nada más que en las horas específicas de la asignatura computación. El resto del tiempo están vacías y solitarias. ¿Por qué? Transcribo algunas de las respuestas escuchadas: “… porque no tenemos personal y los alumnos no pueden quedarse solos con equipos tan caro; ¿porque no tenemos personal que vigile a los alumnos cuando navegan por internet; porque cuando están con las computadoras son muy ruidosos y molestan a los demás cursos; porque solo vienen con el profesor de computación, con los otros profes no las usan…”  Todas las respuestas son dignas de un análisis más profundo, pero quisiera quedarme con la última, pero en principio el punto en común que tienen todas es que siempre tienen que ver con los estudiantes, y entonces es válido preguntarse por los docentes, ¿por qué los docentes no utilizan estos recursos? Esto es central, porque más allá de la disponibilidad de los recursos y las competencias y habilidades de los estudiantes, cualquier innovación educativa no se construye de arriba para abajo por imposición, debe ser un trabajo de en conjunto donde los docentes tengamos un papel protagónico real. 

0 comentarios: